Llévate mi alma, quítame la vida, pero de mi Pan de Muerto, ni una mordida.


Cubierto de azúcar, ajonjolí o mantequilla; en forma de pescado, conejo, flor o difunto, en México existen alrededor de 920 variedades del tradicional pan de muerto, cada uno diferente entre sí y con un significado especial que se remonta a la época prehispánica.

El pan de muerto se prepara con harina, levadura, mantequilla, azúcar, huevo y leche. En algunos casos puede contener otros ingredientes como el ajonjolí, e incluso ser integral. En la época prehispánica el pan de muerto era más nutritivo, ya que se preparaba con semillas de amaranto molidas.

Contiene gran cantidad de carbohidratos y grasa, así que modérate y come sólo una o dos rebanadas durante la temporada, o uno o dos pequeños; de preferencia hazlo acompañado de café americano o té sin azúcar, en lugar de un chocolate caliente.

Ven a Jenny light y disfruta de nuestro Nuevo Pan de Muerto hecho con harina de tapioca, avena, leche descremada y endulzado con saborizante natural. Con sólo 149 kcal.

 

Consulta con nuestras nutriólogas como lo puedes incluir en tu plan de alimentación.

Mantén la tradición sin perder tu figura.

 

Lic. Nut. Ingrid Alvarado García
Jenny Light Colonia del Valle
ingrid@jennylight.com.mx
Teléfonos: 5639-4828 , 5639-4829, 5639-9311

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *