Sales a Restaurante? Aquí unos consejos para no poner en riesgo tu dieta


El verano, las vacaciones de los niños, en general el ambiente más relajado, hace que los ánimos para compartir más tiempo con los amigos aumenten; y en México, como varias partes del mundo, esa convivencia viene acompañada de un desayuno, comida o cena.

Tener este tipo de eventos va a poner a prueba tu fuerza de voluntad, y más si ya llevas un tiempo cuidando tu alimentación con una dieta correcta. Lo más fácil, para la mayoría, es empezar a evitar estos eventos sociales, y así no caer en tentaciones. Pero no se trata de tomar medidas tan drásticas. La vida no es así.

Recuerda que cuentas con sentido común, y ya has aprendido algo en todas esas semanas de dieta, pero si aun así no te sientes totalmente seguro de las elecciones que tienes que realizar, aquí te dejamos estos prácticos consejos que te ayudarán a no afectar ese buen comportamiento que llevabas hasta el momento.

 

1) Llega al restaurante con un apetito razonable.

Esta es una de las razones por las que las colaciones son importantes.  El hecho de que hayan transcurrido bastantes horas desde la última comida hará más sencillo que caigas en el error de pedir platillos altamente calóricos. Recuerda que entre más tiempo hayas pasado sin comer, más fuerza de voluntad deberás poner al elegir un plato equilibrado.

 

2) Antes de ordenar, pide un vaso con agua.

El agua, ya sea simple o mineralizada, es un aliado en este tipo de eventos, ya que te ayudará a calmar el impulso del hambre. Recuerda que muchas veces se confunde el hambre con la sed.

 

3) Evita picar la canasta con pan y totopos.

Esta canasta es una verdadera amenaza para todos, especialmente si los alimentos tardan en llegar a la mesa. Dentro de la medida posible, apártala, sobre todo si tu platillo contiene arroz, papas, pasta o masa.

 

4) Pide proteína.

Si al llegar al lugar “mueres de hambre”, la recomendación es ordenar de inmediato tu plato fuerte, el cual deberá contener proteína (pollo, pescado, filete de res), que tiene un mayor grado de saciedad en tu organismo, recuerda pedir las preparaciones a la plancha, a las brasas, al limón, mostaza o a la pimienta, así no correrás riesgo de consumir más calorías ni más alimentos, como cuando ordenas un platillo a base de carbohidratos.

 

5) Ensalada como primer tiempo.

La ensalada es una de las mejores opciones para empezar a comer en un restaurante, pero debes tener mucho cuidado con los ingredientes que lleva, así como los aderezos o salsas que la acompañan. De nada sirve que pidas una ensalada porque “te estás cuidando”, pero lleva pollo empanizado, croutones, tocino, pasta a los cuatro quesos y aderezo ranch, que harán que tu consumo calórico se eleve al doble. Recuerda pedirla con sólo verduras, sin proteína ni carbohidratos ni aderezo, sólo limón.

6) La guarnición es importante.

No es lo mismo pedir una papa al horno con mantequilla, tocino y crema, que una taza de verduras al vapor, y es que en este sentido es importante valorar y ser consecuentes para buscar un equilibrio, además de ser honestos en el esfuerzo que queremos realizar, así como del objetivo a alcanzar.

 

7) Cuida lo que tomas.

Uno de los errores más grandes es no prestarle atención a lo que bebes, específicamente si hablamos de alcohol, el cual aumenta tu grasa corporal, y por ende, tu peso. Es importante que no te dejes llevar por el calor del momento o la presión social que pueden ejercer tus amigos; lo mejor es tener tu vaso de agua al lado, ya si quieres tomarte una copa, la mejor recomendación es que no sea un coctel sino una bebida en las rocas, para así no aumentar más calorías a la bebida, y evitar a toda costa los digestivos después de la comida.

 

8) Olvida el postre.

Si en verdad estás decidido a lograr tu meta de deshacerte de esos kilos de más, lo mejor es que te brinques el postre, ya que estamos hablando que este tiempo sólo aporta grasas y azúcares simples que el cuerpo asimila de forma inmediata y los destina a tu grasa corporal. Ahora bien, si estamos hablando de una ocasión ultra especial como tu cumpleaños, entonces la recomendación es que elijas lo más ligero, como una nieve de limón, fruta picada o gelatina.

 

Si logras superar estas pruebas exitosamente, debes sentirte feliz y seguro de ti mismo ya que estarás preparando el camino para después de haber bajado de peso, y conservarlo por mucho tiempo. La relación con la comida debe de ser cordial, debe de ser para nutrir y cuidar a tu cuerpo.

 

Información: 

Asesora en Nut. Graciela González
Jenny Light Satélite
graciela@jennylight.com.mx
Teléfonos: 5572-0675, 5396-2866, 5393-6116

 

 

Edición y adaptación: 

 

Lic. Nut. Alejandra Villa Tapia
Jenny Light Colonia del Valle
villatapia@jennylight.com.mx
Teléfonos: 5639-4828 , 5639-4829, 5639-9311

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *